Una década de generosidad gastronómica

Desè Aniversari d'un sopar de Nadal per a tothom de Càritas i Fra Roger.

Una década de generosidad gastronómica
  • Una década de generosidad gastronómica
  • Una década de generosidad gastronómica
  • Una década de generosidad gastronómica

Este año se ha celebrado el décimo aniversario de una iniciativa única y significativa que inició Doro Biurrun en 2013 y que se hizo realidad en la Navidad de 2014. En ese momento se prepararon 175 menús y el año posterior Doro preparó 225 menús.

En 2015 se unió a esta aventura la asociación Fra Roger, entidad dedicada a la cultura y la gastronomía menorquina, desde ese momento cocineros y cocineras de Fra Roger han ido colaborando año tras año con la creación de 350 menús navideños.

Desde el inicio se ha contado también con el apoyo de proveedores locales que han colaborado aportando la materia prima y necesidades de intendencia. Entre ellos la Cooperativa San Crispin, la Cooperativa del Campo de Menorca, Menage Menorca o Agroilla.

Otro momento significativo nace en el año 2022, después de la apertura de la Escuela de Restauración Ca n’Aguedet de Cáritas, ya que esto permite que se modifique la forma de cocinar y lo puedan hacer todos los cocineros juntos en uno mismo espacio, aquí también se suma el Instituto M. Àngels Cardona que en estos dos últimos años ha realizado el postre de los menús con los alumnos del centro.

En este año se ha contado también con la colaboración de Coca-Cola y sus trabajadores, que además de apadrinar 150 menús, han colaborado en la organización y distribución de forma solidaria.

Con el nombre de “Una cena de Navidad para todos” esta iniciativa ha ido creciendo, sirviendo no sólo deliciosos platos inspirados en la cocina tradicional de nuestra isla, sino también un toque de esperanza y solidaridad a quienes enfrentan desafíos en estas fechas.

3.200 menús servidos a lo largo de estos diez años, chefs reconocidos y jóvenes talentos que se han ido uniendo, mostrando generosidad y pasión por la cocina, proveedores y empresas de restauración que han hecho posible la creación de cada plato. Los voluntarios de Cáritas y colaboradores han sido los artífices para que estas cenas de Navidad lleguen a cada hogar necesitado y todos ellos han marcado la diferencia.